Traducciones juradas

22.06.2011

El artículo de prensa digital siguiente, de "Pueblo y sociedad/Noticias", ayuda al gran público y a particulares y empresas a comprender mejor los requisitos para comunicar documentos legales a países extranjeros.

A la hora de presentar un documento público extranjero ante un organismo oficial, hay muchas dudas sobre su legalización y la validez legal de su traducción.

Si necesitamos presentar un documento extranjero en España y se requiere que esté legalizado, ésta se realizará bien a través de la Apostilla de La Haya o por vía diplomática. Para que esta tenga validez legal, se debe hacer:

  • Por un traductor jurado autorizado o inscrito en España por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español.
  • Por la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español.
  • Por cualquier representación diplomática o consular española en el extranjero.
  • Por la representación diplomática o consular del país del que procede el documento.

Otro requisito que puede ser necesario a la hora de presentar un documento en el extranjero y la traducción se ha realizado en España por un traductor jurado es la legalización de la firma este traductor, que se debe hacer ante notario o funcionario competente.

Si bien desde la incorporación de nuevos países en la UE, las traducciones juradas de otros idiomas están aumentando, especialmente las traducciones juradas de rumano debido al gran número de inmigrantes presentes en nuestro país, más de una traducción jurada, los organismos oficiales pueden pedir que para que un documento extranjero sea válido en España, éste sea legalizado. Para que cualquier documento extranjero tenga validez legal en España, y salvo algún Convenio, Tratado o acuerdo internacional que le exima de ello, es necesaria su legalización. Para legalizar un documento hay dos vías:

Apostilla de La Haya

Es válida para aquellos países signatarios de este Convenio. La pone el Estado del que procede el documento y tiene efecto ante cualquier autoridad en España.

Vía diplomática

Es el procedimiento empleado para los países no adscritos al Convenio de la Haya. Según el carácter del documento público que se deba legalizar en España, la legalización puede realizarse por la vía judicial o por la notarial.

  • La vía judicial se aplica a documentos judiciales (como autos y sentencias) y a documentos que hagan referencia al estado civil (actas de matrimonio, defunción, etc.)
  • La vía notarial se aplica a todo documento autorizado por un notario, ya sea original o copia, ya sean legitimaciones y legalizaciones de firma.