Agencia de traducción en Palma (Mallorca)

Nuestra agencia de traducciones situada en Palma, la capital de la isla más grande del archipiélago balear, dispone de traductores especializados en traducciones de documentos jurídicos, comerciales, técnicos y otros servicios lingüísticos.

También ofrecemos nuestros servicios de traducciones al resto de las islas Baleares: Ibiza, Menorca, Formentera.

 

Servicios de traducción de nuestra oficina en Palma (Mallorca):

 

Más de 100 idiomas y dialectos: alemán, inglés, francés, español, italiano, portugués, holandés, ruso, polaco, checo, chino, árabe, etc.

Para otros idiomas, ver aquí.

Puede contactar con uno de nuestros asesores en el teléfono 901 264 200, de lunes a viernes, de 9:00 a 18:00 h.

Para recibir un presupuesto sin compromiso, envíenos un correo electrónico a baleares@alphatrad.com junto a su(s) documento(s) y contactaremos lo antes posible.

La solicitud de presupuesto es gratuita y le permitirá comprobar la calidad y agilidad de nuestro servicio.

 

Palma (Mallorca)

Palma es capital de la isla de Mallorca y de la comunidad autónoma de las Islas Baleares. Está ubicada en la parte occidental del mar Mediterráneo y al suroeste de la isla de Mallorca, a unos 250 km al este de la península ibérica.

La ciudad está situada en el centro de la bahía de Palma, a unos 13 metros de altura sobre el nivel del mar. Con más de 400 000 habitantes, Palma es la octava mayor ciudad de España por población y la primera de las Islas Baleares. Fue fundada con el nombre de Palma por el cónsul romano Quinto Cecilio Metelo Baleárico en el año 123 a. C.  Luego de otras conquistas por parte de los vándalos y por los árabes en 903, fue finalmente conquistada por el rey Jaime I de Aragón , convirtiéndose en la próspera Ciutat de Mallorca capital de su propio reino, que decayó tras su incorporación a la Corona de Aragón en 1279.

Poco después, ya en el siglo XX, fue protagonista de la explosión de un intenso auge turístico que la tuvo como destino vacacional durante las décadas de 1960 y 1970. En la actualidad constituye un notable centro económico y cultural en el ámbito insular y autonómico.

Los dos principales motores de la economía son el turismo y la construcción, habiendo relegado a un segundo plano a la industria y al sector primario (agricultura, ganadería, pesca, minería). Las industrias de hotelería se encuentran entre las primeras de España e incluso del mundo entero. Las zonas que concentran mayor número de turistas son la Playa de Palma y el centro de la ciudad.

En el sector servicios de Palma ocupa un lugar destacado la distribución comercial. La educación, con la Universidad al frente, potencia la investigación. La sanidad, principalmente la hospitalaria, atiende las necesidades de la población del área metropolitana y el turismo cuenta con una buena red de hoteles y restaurantes de todos los tamaños y categorías. Asimismo, en la ciudad hay una amplia red de sucursales de todas las instituciones financieras del país.

El turismo es la principal actividad económica en Mallorca y, por lo tanto, en Palma. Toda su economía depende, directa o indirectamente de las actividades turísticas en la mayor de las Islas Baleares. El tipo de turismo que la caracteriza es el de sol y playa, debido a la gran cantidad de playas que posee la isla y a las temperaturas de su clima mediterráneo.

Los idiomas oficiales en Palma, al igual que en el resto de municipios del archipiélago balear, son el catalán y el español. Los aspectos más destacados del catalán de Mallorca, el mallorquín, son la neutralización de la 'a' y la 'e' tónicas en [ə], y el empleo del artículo salado (es, sa, ses) en lugar de el, la, els y les. Debido a la intensa afluencia turística, muchos de sus habitantes dominan varios idiomas europeos, principalmente el inglés y el alemán y en menor medida el sueco, el noruego y el italiano.