Traducciones y servicios lingüísticos en gallego

Servicio de Traducción Gallego

Nuestra oficina ofrece un servicio profesional de traducción en gallego, además de diversos servicios lingüísticos

Traducción de textos especializados, traducciones juradas, servicios de interpretación, locuciones, correcciones y revisiones: nuestra oficina es una agencia de servicios lingüísticos que ofrece un servicio completo a cargo de expertos nativos y otros profesionales de los idiomas a escala mundial. Nuestra red le proporciona un servicio de alta calidad que cuenta con más de 80 sucursales en toda Europa. 

 

Ofrecemos nuestros servicios en diversas combinaciones de idiomas:

  • Español ⇔ Gallego
  • Inglés ⇔ Gallego
  • Alemán ⇔ Gallego
  • Además de otras combinaciones

Servicios lingüísticos en gallego:

Nuestras agencias:

¿Está buscando una oficina en Euskadi o Navarra? Visite la web de Alphatrad Euskadi: País Vasco / Euskadi & Navarra (Pamplona)

 

Datos interesantes sobre el idioma gallego

El idioma gallego pertenece a las lenguas romances y se habla en la Península Ibérica. En la región de Galicia es el idioma oficial normalizado, junto con el español, y el gallego también se sigue hablando ampliamente en las regiones vecinas como Zamora y Asturias. Muy relacionado con las lenguas ibero-germánicas y muy cercano al portugués, el gallego pudo desarrollarse a partir del latín y ya en el siglo VIII los dos sistemas lingüísticos se separaron.

Un lenguaje en constante evolución

En el siglo XII, el gallego-portugués se había convertido en un idioma literario de uso nacional, y el idioma se utilizó oralmente y por escrito hasta el siglo XV. Después de cuatro siglos, durante los cuales el Reino de Castilla introdujo cada vez más su propia lengua en el gallego, la antigua lengua literaria, que había caído en el olvido, fue lentamente recordada. El “Rexurdimento” o resurgimiento del gallego se produjo en el siglo XIX, con Rosalía de Castro, Emilia Pardo Bazán y la creación de diversas revistas en gallego.

Desde 2004 existe una normativa que aúna los distintos idiolectos de la zona, incluido el reintegracionismo, que tiende a acercar la lengua al portugués, tanto en la ortografía como en la gramática. Las asignaturas en los colegios deben impartirse en gallego y se exige, como en el caso del catalán, un certificado de gallego (CELGA) para poder ser funcionario en la comunidad.