Traducción de contratos de comisión mercantil

Traducción de contratos de comisión mercantil

Los contratos de comisión mercantil hacen referencia al contrato convenido entre dos empresarios, por el que uno de ellos se obliga a realizar por encargo y cuenta del otro una o varias operaciones mercantiles puntuales, aunque estas pueden repetirse cíclicamente.

La realización de este contrato no supone forma alguna, por lo que es suficiente se obligue a las partes su mero consentimiento. El contrato de comisión puede celebrarse mediante documento público o privado e incluso de manera verbal. Entre sus distinciones destacan su no transferibilidad a terceros. Así, un accionista no puede transferir a un tercero las obligaciones y derechos derivados de un contrato de comisión que le une a un determinado comitente.

En este sentido, son cuatro las causas de extinción de los contratos de comisión mercantil: el fallecimiento o inhabilitación del comisionista, la renuncia de este, el cumplimiento del mandato así como el cumplimiento del plazo establecido para la realización de dicho mandato. Asimismo, la normativa legal vigente en España permite la libre revocación de la comisión por parte del comitente, relativizando la importancia de tales causas generales de extinción.

El proceso de traducción de contratos de comisión mercantil resulta de importancia dado el contexto global e internacional en el que se llevan a cabo las relaciones mercantiles actualmente. Así, las partes que firman este tipo de contratos suelen estar ubicadas en zonas geográficamente dispersas, las cuales motivan que los idiomas que hablen las mismas sean diferentes. Es por ello que la traducción del contrato se convierte en una función clave para que el mismo no solo sea entendido, sino que también cuente con validez.

A su vez, la traducción de los contratos de comisión mercantiles es importante dada la tendencia hacia la internacionalización y las exportaciones que están experimentando las empresas españolas. Una situación que ha de abordarse desde la perspectiva de la traducción, pues la internacionalización de las empresas españolas conlleva su expansión hacia países en los que sus socios cuentan con una lengua materna diferente al español, de modo que los documentos relativos a los contratos de comisión mercantil han de ser traducidos.

Es por ello que las organizaciones e individuos interesadas en traducir este tipo de documentos se han de valer de los servicios de profesionales de la traducción, los cuales le garanticen la calidad de sus trabajos, así como la rapidez y capacidad de respuesta ante los mismos.