La traducción de aplicaciones móviles en un mercado global y competitivo

Traducción de aplicaciones móviles Los smartphones son ya los dispositivos más usados para acceder a internet entre los jóvenes en España, país que cuenta con las tasas de penetración de dispositivos móviles más altas de Europa y unas de las más altas del mundo. 

El aumento del uso de smartphones y tablets hace que la traducción de software móvil a otros idiomas sea un servicio cada vez más demandado. Sin embargo, las tiendas de aplicaciones de Android, iOS, WindowsPhone, Blackberry están repletas de ejemplos de malas traducciones.

 

La traducción de apps o aplicaciones móviles incluye tanto la descripción de la tienda de aplicaciones y la publicidad como la propia la traducción de la interfaz, los manuales y diálogos de usuario, guías, gráficos, etc.

A la hora de enfrentarse a la traducción de una aplicación móvil, el traductor debe usar siempre una terminología y un estilo definidos, y atender a las diferencias culturales que puedan existir en relación al idioma al que se realizará la traducción.

A la vez, el traductor debe tener en cuenta los elementos técnicos que pueden interferir en su labor de traducción, como por ejemplo la limitación de caracteres.

No es de extrañar que, dada la demanda de traducción de software móvil, cada vez más traductores se especialicen en este ámbito. La labor de un traductor profesional puede evitar que el uso incorrecto o poco preciso de un idioma dificulte el uso de una aplicación o haga que ésta sea valorada negativamente por los usuarios. Algunas de las aplicaciones que se encuentran en el mercado están muy mal traducidas, hasta el punto de que los usuarios encuentran difícil o casi imposible poder utilizarlas.

El hecho de ofrecer un servicio correcto en todos sus ámbitos, incluyendo obviamente el idioma, es importante para que las aplicaciones móviles puedan hacerse un hueco en un mercado que se caracteriza por su alta competitividad

 

Leer más: