Traducciones de páginas de comercio electrónico

Servicio de Traducciones de páginas de comercio electrónico

La comercialización de productos y servicios ha experimentado un giro de 180 grados con la llegada de Internet y de las nuevas tecnologías.

Una modificación que tiene nombre concreto, ecommerce, pero también vemos variaciones de estas (e-commerce, comercio en línea, comercio electrónico, tienda online, e-shop) y que ha generado que cada vez sean más las empresas que opten por desarrollar páginas de comercio electrónico y emprendedores que se decanten por iniciar su actividad a través de este soporte.

De hecho, las cifras así lo demuestran, porque solo en España, el comercio electrónico generó un volumen de facturación el pasado año de aproximadamente 15.000 millones de euros. Moda, belleza y tecnología fueron los sectores que más incidencia tuvieron en el ecommerce español, aunque otras categorías están cosechando importantes frutos en este sentido.

Es por ello que el comercio electrónico se sitúa como una vía de negocio potente, la cual se puede llevar a cabo tanto a través de dispositivos tradicionales, como es el caso de los ordenadores personales y tabletas, como de los dispositivos móviles, la cual adquiere la denominación de mobile commerce.

Sin embargo, ambos tipos de dispositivos funcionan de manera diferente de cara a los consumidores. Y es que estos utilizan los móviles para investigar y comparar productos mientras que los soportes de escritorio continúan siendo hegemónicos a la hora de realizar las compras.

No obstante, los empresarios que se decanten por el desarrollo de una página de comercio electrónico han de tener presentes una serie de elementos, tanto en soporte escritorio como a través de dispositivos móviles, para que estos resulten lo más profesionales posibles y, sobre todo, navegables, de modo que los usuarios sean conscientes de la calidad de estos sitios y no acudan a otros de la competencia.

Para ello, es imprescindible que las páginas de comercio electrónico desarrollen un catálogo de productos profesional, en el que estén contenidos de manera ordenada todos sus productos, debidamente explicados y con las anotaciones pertinentes. Asimismo, estos deben tener marcado el precio y en el caso de que sea posible, convertirlo a varias monedas.

Asimismo, en la traducción de páginas web de comercio electrónico se ha de tener en cuenta que las imágenes que se insertan en ella disponen una serie de elementos informativos extra (leyendas, títulos, textos alternativos, etc.) que permiten, si son convenientemente cumplimentados, mejorar el posicionamiento SEO de la página. Se deberá contemplar la adecuada traducción de esos elementos, ya sea mediante el uso de CMS estándar o programación realizada en PHP, HTML, JavaScript o cualquier otro lenguaje que sea usado en la página.

Asimismo, es importante que los comercios electrónicos desarrollen en las páginas traducidas un proceso de compra sencillo, que facilite la experiencia del consumidor, a través del cual fomente su compromiso hacia las marcas y fidelice su relación en el largo plazo.

Por último, es imprescindible que el ecommerce cuente en su versión traducida con las modalidades de pago suficientes para el público al que esta página web va dirigida, no solo en la moneda pertinente sino a través de otras pasarelas convenientes, las cuales no están disponibles en todos los países.

 

Ejemplos de CMS de Ecommerce:

Ejemplos de contenidos traducidos de Tiendas Online:

  • Prestashop
  • Wordpress – Woocommerce
  • Magento
  • Opencart
  • OsCommerce
  • Joomla – Virtuemart
  • Zen Cart
  • Jigoshop
  • Drupal Commerce
  • Informaciones
  • Descripciones
  • Ficha y catálogos de productos
  • Imágenes, videos y otros materiales multimedia
  • Gráficos y tablas
  • PDF y presentaciones
  • Módulos y pasarelas de pago
  • Métodos y tablas de envío
  • Recensiones
  • Comparativas
  • Post de blog

LEER MÁS: