La traducción de textos de divulgación científica

¿Hasta qué punto deben actuar como expertos los traductores especializados en divulgación científica?

Por un lado, deben tener competencia temática para asegurar una traducción libre de fallos, malentendidos u omisiones. Por otro, deben contar también con las herramientas propias del periodismo de divulgación, para así hacer accesible el conocimiento científico al público en general.

Esta perfecta combinación entre experto y comunicador es lo que caracteriza a los periodistas de divulgación científica, y por ende también a los traductores especializados en la misma.

Adaptarse a su público

El traductor debe conocer bien las características del medio o formato en el que se publicará el texto, y también cuál es su público objetivo.

El público general suele acceder a temas de divulgación científica a través de documentales de televisión, revistas, blogs y páginas web especializadas. Dependiendo del formato o el medio, el lenguaje y la forma de enfocar los temas será muy diferente.

Vocabulario de divulgación vs. especialización

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta el traductor especializado en temas de divulgación científica es adaptar el vocabulario al nivel de conocimiento de los lectores. Al traducir una tesis o un artículo científico, se presupone que el lector es especialista en el ámbito en cuestión. Sin embargo, la situación cambia al tratarse del público en general. Los traductores deben asegurarse de usar un lenguaje accesible para la mayoría, pero ¿cuál es el nivel de conocimiento científico de un ciudadano medio? ¿Hasta qué punto pueden usarse cultismos y tecnicismos?

El conocimiento de vocabulario técnico, por ejemplo, puede variar entre los hablantes de una u otra lengua. Normalmente, los hablantes de las lenguas que provienen del latín tienen más facilidad para entender cultismos y tecnicismos, ya que éstos suelen tener un origen latino. Así, al traducir un texto del español a una lengua no latina, por ejemplo, es probable que los traductores opten por reducir el número de palabras cultas.

El principal objetivo de un traductor especializado en textos de divulgación científica es mantenerse fiel al texto original adaptando el lenguaje y el estilo a los nuevos lectores. Por ello, es recomendable contar con un traductor con experiencia en este ámbito, que cuente con las herramientas y el conocimiento necesarios para enfrentarse a los problemas o dificultades que puedan presentarse.