Transcripciones de audio: ¿cómo funcionan?

Es uno de los servicios más solicitados por las empresas, las cuales, a menudo, se encuentran con  documentos de audio y vídeo que se deben transformar en ficheros de texto.

Para todos los que buscan empresas o profesionales que ofrezcan servicios de transcripciones de audio, es bueno saber con anterioridad de que se trata exactamente, qué ofrece el mercado, cuales son los posibles riesgos con los que se pueden encontrar al dirigirse a algunas plataformas y algunos consejos prácticos para evitar feas sorpresas. Sobre todo, es importante aclarar: ¿qué son y cómo funcionan los servicios de transcripción de audio?

Según los últimos datos relativos al sector de las traducciones, este es uno de los servicios más solicitados por parte de las empresas, que a menudo se encuentran con documentos de audio y vídeos que se deben transformar en ficheros de texto, o presentaciones en formatos diferentes y de diversos tipos, para poderlos mantenerlos y valerse de ellos de forma correcta, de manera práctica y rápida. Normalmente, junto a la transcripción de un fichero de audio, se solicita también la traducción a varias lenguas (que varían naturalmente según el mercado en el que se trabaja o según las exigencias específicas) del mismo contenido que viene transcrito en forma de texto.

Normalmente, los servicios ofrecidos por las grandes agencias del sector ofrecen la oportunidad de  transformar en un fichero de texto, los contenidos de materiales de audio o vídeo de cualquier tipo y provenientes de cualquier tipo de soporte, como por ejemplo, contenidos registrados en audio CD, CD ROM y DVD, los formatos MPEG, AVI, WMV, WAV, AIFF, e incluso MP3 y AAC.

En el mercado, y también al observar los resultados del motor de búsqueda obtenidos al escribir la palabra clave “transcripciones de audio en Google”, hay muchas plataformas, algunas de ellas incluso gratuitas, que prometen transcripciones fáciles, veloces, y fieles de muchísimos tipos de ficheros de audio. En realidad, tratándose de herramientas y softwares automáticos, es mucho más fácil llevarse una fea sorpresa. De hecho, esos instrumentos que llevan a cabo transcripciones o incluso traducciones automáticas, a menudo devuelven textos con muchos errores y de ninguna manera exactos. Por consiguiente, es bueno dirigirse a profesionales serios y con experiencia que desarrollan este trabajo desde hace tiempo y que se valen de figuras específicas y perfiladas.

 

Leer más:

Claves en torno a la transcripción legal

Sobre la transcripción: concepto y clasificaciones