Revistas científicas y traducción

15.12.2014

La traducción es un trabajo complejo, que requiere formación y experiencia.

No obstante, existen distintos recursos que facilitan el trabajo del traductor profesional, mejorando, con ellos los resultados y calidad de su trabajo. Uno de los más interesantes, en este sentido, está configurado por las revistas científicas, muchas de las cuales pueden ser consultadas a nivel online.

Así, internet se configura, nuevamente, como una fuente de recursos para el trabajo de la traducción, pues cada vez son más las revistas científicas que se encuentran disponibles a través de este formato. Acudir a ellas es interesante en distintos casos, pero fundamentalmente para aquellos trabajos de traducción técnica, que requieran altas dosis de esfuerzo por parte del traductor profesional.

De esta manera, consultando las publicaciones, el traductor será capaz de sacar adelante su trabajo y mejorar la calidad y nivel del mismo. Por eso, es interesante tener a mano este tipo de publicaciones.  Pero, ¿es difícil acceder a ellas?

Gracias a las nuevas tecnologías, a internet y, especialmente, a Google, todo es más fácil. De hecho, existen índices online ordenados por categorías de revistas, que atienden a las publicaciones formuladas en distintos idiomas.

En el caso del idioma español, por ejemplo, es interesante acudir a Dialnet. Este buscador contiene todas las publicaciones de carácter científico que se realizan en nuestro idioma, por lo que acceder a los textos es un proceso que se facilita notablemente utilizando este recurso.

No obstante, para aquellos que quieran dirigirse a un área o temática específica, siempre puede acudir a las publicaciones concretas de la categoría que necesiten traducir. Así, si nos encontramos en la tesitura de traducir un texto de carácter médico, una solución muy útil es consultar la revista de la asociación de traductores de medicina, TREMEDICA.

Estas opciones se limitan a la lengua española sino que la consulta de publicaciones científicas en otros idiomas es posible, y de manera más sencilla de lo que suponemos. Por eso, es interesante conocer y manejar índices y catálogos como JRC-Acquis, que contiene los textos que se traducen para la Comisión Europea.

También es útil acudir al Collinns Worldsbankonline, que se constituye como el principal catálogo científico de la lengua de Shakespeare y otros idiomas. Su consulta permitirán al traductor profesional llevar a cabo comparaciones de los textos que requiere traducir, constatando a su vez el significado y utilidad de los términos que va a utilizar. De la misma manera, el acceso a este tipo de aplicaciones le permitirá ahorrar tiempo en los plazos de entrega de sus trabajos, muchas veces agradecido por parte de los clientes.

Por este motivo, es importante contar con recursos como las publicaciones científicas en líneas,  a las que poder acceder y consultar de manera periódica. De esta manera, la traducción resultará profesional, con calidad y garantías.