Detalles de la traducción jurada de un certificado de nacimiento

La traducción jurada de un certificado de nacimiento es un documento muy demandado en el extranjero, sobre todo en aquellos países que no pertenecen a la Unión Europea. Muchos organismos públicos y empresas privadas exigen una copia de este certificado antes de dar un permiso de residencia, firmar un contrato de trabajo, otorgar una licencia matrimonial, etc.

Aunque conseguir una traducción jurada de un certificado de nacimiento puede parecer un procedimiento largo y engorroso, no tiene por qué serlo. Tan solo tienes que conocer bien los pasos a seguir para conseguirlo lo más rápido posible y sin pagar más de lo necesario.

Infórmate bien: ¿Qué necesitas?

Puede que el organismo o la empresa privada que solicite el certificado de nacimiento demande información adicional o un formato especial. Infórmate para asegurarte de que la traducción cumpla todos los requisitos necesarios. Recuerda además que, en caso de duda sobre posibles requisitos específicos, puedes acudir a la embajada española del país en cuestión.

En España, los certificados de nacimiento ofrecen información sobre el interesado (nombre, fecha y país de nacimiento, nombre del hospital, etc), sus padres, la fecha de expedición del documento y un número de archivo. Puedes solicitar una copia del certificado de nacimiento a través del Ministerio de Justicia.

Encuentra al profesional adecuado

Una traducción se convierte en jurada tras ser consignada para ello a través de la firma del traductor y el sello correspondiente. Para conseguir una traducción de este tipo, debes contar con un traductor jurado, que conozca el idioma y las normas jurídicas de los países implicados. La forma más sencilla de encontrar al profesional adecuado es solicitando los servicios de una empresa profesional de traducción, que se encargará de seleccionar el perfil más se adapte a tus demandas.