Hechos y números de la banca electrónica

Hechos y números de la banca electrónica

La banca electrónica clásica, a través de la cual se puede acceder a las cuentas bancarias personales a través de Internet, no se inventó en Silicon Valley, sino por un banco de consumo de la zona de Düsseldorf. En la década de 1980, este pequeño banco hizo que por primera vez fuese posible consultar ver las finanzas personales en línea. Comenzó siendo un sistema de autoservicio en el vestíbulo del banco, que permitía a sus clientes acceder a sus cuentas durante las 24 horas del día. El servicio, que se limitaba al ámbito regional, ha acabado por convertirse en un sistema mundial del que mucha gente ya no quiere prescindir.

 

A los daneses les encanta la banca electrónica

Las encuestas llevadas a cabo en Europa han revelado interesantes datos y cifras en relación con la banca electrónica en los distintos países. A las personas con edades comprendidas entre los 16 y los 74 años se les preguntó acerca de sus hábitos a la hora de consultar sus cuentas personales. Existen marcadas diferencias entre los distintos países de la UE y, sobre todo, en Grecia, en donde la banca electrónica ha sido y sigue siendo moderadamente popular si se compara con los datos de otros países. Allí, únicamente el 27% de los encuestados utiliza Internet en sus transacciones bancarias. En Dinamarca, por el contrario, es rara la vez que los clientes acuden a la ventanilla del banco, ya que el 89% dice que prefiere manejar sus finanzas en línea. Una situación similar se aprecia en los Países Bajos. Esto hace que los daneses, junto con los holandeses, sean los primeros en el uso de las ventanillas de los bancos virtuales, mientras que Inglaterra, Alemania, Francia y Austria se encuentran a medio camino, representando el 34 y el 40% respectivamente.*

 

Un servicio multilingüe es estándar

La mayoría de los bancos ofrecen una selección de idiomas en sus sitios web y sistemas de autoservicio. Las traducciones a diversas lenguas extranjeras forman parte del paquete de servicios generales, por lo que también apoyamos a las empresas que deseen ampliar su oferta en este sentido, si así lo solicitan.

 

*Fuente: Statista