Claves de la traducción del sector químico

15.09.2014

Las empresas del sector químico requieren de varias claves para expandir sus productos a otros mercados. Analizamos en el caso de la traducción cuáles de estos pasos se tienen que llevar a cabo.

Las empresas químicas se enfrentan a muchos retos en la actualidad, entre ellos la mejora de la seguridad de sus productos. Para ello, es importante que mantengan su competitividad y proporcionen información a sus clientes sobre la seguridad de sus productos, siguiendo las normas que dictan los organismos nacionales e internacionales.

Aunque la presión que acabamos de describir es, en este sentido, alta, ello no excluye que la traducción de los productos y servicios de estas empresas sean competentes y de calidad, tanto en el nivel de la documentación multilingüe y etiquetado, como en el respecto de la normativa, siempre realizando ambas funciones con la mayor brevedad posible.

Así, en primer lugar hay que tener en cuenta el cumplimiento obligatorio que las normas de carácter internacional. Para ello es necesario superar las auditorías reglamentarias de los diferentes mercados. Por eso es de obligatorio superar los expedientes técnicos, informes de seguridad y dichas con datos de seguridad de los materiales, traduciéndolos en las lenguas locales de los mercados a los que la empresa se dirija.

En el caso europeo, los requisitos que se debe superar es el cumplimiento del reglamento REACH –registro, evaluación, autorización y restricción de las sustancias y preparados químicos-, que señala que la documentación debe facilitarse en la lengua de cada uno de los estados miembros.

Por su parte, en EEUU la normalización se desarrolla a partir de los parámetros establecidos por la Administración de la Salud y Seguridad Ocupacional y en ANSI. Y en Canadá, como las lenguas oficiales son dos, el inglés y el francés, se deben cumplir las normas del Sistema de Información Sobre Materiales Peligrosos en el Lugar de Trabajo.

En paralelo, toda empresa química tiene que saber que para comercializar de manera exitosa sus productos, en uno o varios mercados locales, es importante que elabore documentación en las distintas lenguas maternas, y que estos contenidos estén traducidos con la máxima calidad.

Y otro criterio a tener en cuenta en esta línea es que de nada servirá cumplir con la normativa oficial y la documentación precisa si estos pasos no tienen lugar de manera precisa, rápida y de forma eficiente, siempre cumpliendo la formulación estándar.

Así, teniendo en cuenta estas claves, por descontado que toda empresa del sector químico que desee expandir sus productos y servicios con éxito estará más cerca de lograr el objetivo. Sólo les restará contratar los servicios de traductores profesionales que le guíen en esta nueva aventura.