Traducciones para importación / exportación

Traducciones para importación  exportación

Desde la antigüedad, las personas transportan bienes a otros países e intercambian unas mercancías por otras o a cambio de oro. Los mercaderes y comerciantes se aventuraban en territorios desconocidos  para encontrar cosas valiosas, desde ya mucho antes que los conquistadores conocidos. Con frecuencia viajaban durante meses o incluso años y llevaban a su país mercancías de todo el mundo. Especialmente, los ricos y los nobles conseguían especias raras y telas nobles de todo el mundo ya desde los principios de la historia de la humanidad. Con el tiempo, se crearon rutas comerciales, tanto terrestres como marítimas, y las ciudades crecieron hasta convertirse en centros comerciales importantes. La introducción de las monedas en el siglo VII a.C. facilitó considerablemente el comercio y, para ello, pasaron a utilizarse medidas unificadas.

Los barcos de navegación en alta mar fomentaron el comercio con China e India y, a partir de finales del siglo XVIII, la importación y la exportación se hicieron cada vez más importantes. En la actualidad, solo por vía marítima, se exportan más de 150 millones de contenedores anuales y la globalización impulsa, todavía más, el comercio mundial. El transporte aéreo y por carretera se incrementaron también cada vez más y la técnica moderna permite que se demanden productos complejos, cuyos componentes proceden de múltiples centros de producción diferentes. En los últimos 20 años, las normas de importación y exportación de bienes han cambiado mucho, ya que por medio de Internet pueden abrirse nuevos mercados y encontrarse fácilmente socios comerciales. Después de China y los EE.UU., Alemania es el tercer mayor país exportador del mundo y, gracias a sus puertos, al mismo tiempo sirve como puerta de entrada del comercio en Europa. España ocupa el 7.º puesto en la lista de los principales países exportadores, enviando a otros países mercancías por un valor de unos 300.000 millones de euros.

 

La importación y la exportación requieren una comunicación internacional rápida, lo que hace necesarias las traducciones

El socio chino tiene que cambiar su producción, fabricar otras piezas o realizar unos suministros antes de lo acordado originalmente.  Las autoridades turcas piden justificantes del cargamento o llega una consulta espontánea por correo electrónico desde Japón que promete un buen negocio. Cada segundo del día se consultan, transmiten o deciden éstas u otras transacciones similares. El responsable de una empresa no necesita dominar varios idiomas para ello, ya que una buena agencia de traducción permite una comunicación permanente, de forma rápida y fiable. Existen traductores especialmente experimentados para cada sector, que no solo dominan los idiomas, sino que también poseen conocimientos especializados. Una traducción fiel y correcta es fundamental, ya que las imprecisiones, por pequeñas que sean, cuando las cantidades son grandes pueden salir muy caras. Prácticamente cualquier solicitud de traducción profesional puede procesarse rápidamente online y las cooperaciones estrechas con empresas de servicios experimentadas aceleran la comunicación con todos los socios comerciales extranjeros.