Traducciones para el sector de seguros

Traducciones para el sector de seguros

Aunque apenas pueda creerse, en la antigua Babilonia ya podía contratarse un seguro. Se trataba, principalmente, de una especie de seguro de responsabilidad civil que debía permitir que los propietarios pudiesen pedir responsabilidades a los maestros de obras si el edificio que construían se venía abajo. Los romanos descubrieron más tarde las ventajas de un seguro de defunción, ya que los entierros eran caros en la antigua Roma y se creó el "collegia funeratica", con cuya ayuda pudieron reunirse incluso grandes sumas. El primer seguro de vida se suscribió en la actual Gran Bretaña y allí existen también evidencias de los primeros seguros de daños en la propiedad, que después del gran incendio de Londres se convirtieron rápidamente en algo cotidiano. En la actualidad, puede asegurarse prácticamente cualquier riesgo, como mínimo financieramente, de modo que puede hacerse previsión para que los daños no puedan destruir empresas enteras.

 

La terminología técnica en idiomas extranjeros requiere una traducción profesional.

El lenguaje chino técnico, que de forma humorística se afirma que es un lenguaje técnico especial, con frecuencia es un motivo de dudas y problemas para las compañías de seguros. Conceptos como Exclusión de cobertura, Responsabilidad secundaria o Daños por actividad no son siempre comprensibles directamente en el propio idioma y si tiene que contratarse un seguro en el extranjero, es imprescindible una traducción cuidadosa de la documentación. La gran diversidad de idiomas se pone especialmente de manifiesto cuando se observan los mayores mercados mundiales: 

  • EE.UU.
  • China
  • Japón
  • Gran Bretaña
  • Francia
  • Alemania
  • Corea del Sur
  • Italia
  • Canadá
  • Taiwán

Los EE.UU. representan una cuarta parte del mercado mundial, mientras que Francia, Italia y Alemania solo serían un 5 % cada una de ellas, respectivamente. El área de marketing en el sector de los seguros fomenta un crecimiento permanente y crea también continuamente nuevas necesidades. Así, por ejemplo, pueden contratarse seguros contra abducción por parte de alienígenas y también se ofrece un seguro de anulación de una boda.

 

Junto a estos seguros más bien extraordinarios, naturalmente existen también pólizas más prácticas y necesarias. Algunos seguros se crean para cubrir en todo el mundo la contingencia de un siniestro o se contratan, especialmente, para una estancia en el extranjero. Si es necesario obtenerlo en el idioma del país respectivo, una agencia de traducción profesional puede aportar claridad, rápidamente, en la jungla de la terminología técnica. Traductores técnicos cualificados en el campo médico aclaran las dudas y formulaciones relacionadas con los seguros de salud o accidentes y traducen también los informes médicos o historiales clínicos. Gracias a Internet puede transmitirse rápidamente la documentación existente; nuestra agencia de traducción le proporcionará con rapidez y agilidad presupuestos y traducciones.