Traducciones para la industria relojera

Traducciones para la industria relojera

La medición del tiempo ya era un asunto importante para los antiguos egipcios y a los relojes de sol y los relojes de agua, les siguieron relojes más pequeños y precisos a lo largo de los siglos. Mientras tanto, los relojes digitales han llegado a nuestra vida cotidiana y son muchos los dispositivos que permitir consultar la hora como una característica adicional. Por lo tanto, una parte de la industria relojera ha optado por fabricar productos baratos o relojes de moda, mientras que otros producen auténticas joyas que requieren muchas horas de trabajo manual. Los relojes de bolsillo y de pulsera de alta calidad siguen siendo pequeñas maravillas a día de hoy y están fabricados con materiales nobles que a menudo se consideran como una inversión.

 

La industria relojera suiza es el mayor exportador de relojes de alta calidad

En términos de valorización, Suiza es el mayor exportador de relojes a escala mundial, por delante de China y de Hong Kong. El Made in Swiss tiene demanda en todo el mundo, especialmente en el segmento de artículos de lujo y de los relojes de lujo. La historia del éxito de los relojes suizos comenzó en el año 1587 con el inmigrante francés Charles Cusin, quien llevó la relojería a los orfebres suizos. Alrededor de 700 empresas del país participan actualmente en la fabricación de relojes y a pesar de la competencia moderna de los relojes inteligentes, el empleo en la industria de los relojes clásicos sigue creciendo. Los tres fabricantes de relojes más vendidos generan la mitad de la facturación mundial y son suizos. Rolex ocupa el primer lugar en el ranking de las marcas de relojes suizos mejor valoradas.

 

Los relojes como reflejo del éxito de la importación y la exportación

Además de Hong Kong y de China, Japón, Estados Unidos y Gran Bretaña son también actores principales dentro del mercado mundial de relojes. Si bien los productos de China se enfocan principalmente en la franja más económica y en la de los relojes digitales baratos, que proceden del Lejano Oriente, otros países optan cada vez más por productos de alta calidad fabricados con metales preciosos. A pesar de la competencia digital, los relojes mecánicos son particularmente demandados en el segmento de los artículos de lujo y parecen resistir muy bien frente a los relojes electrónicos. Sin embargo, en términos numéricos, es China la que ha liderado las clasificaciones de exportación por número de unidades durante años, incluso aunque las cifras de exportación hayan ido fluctuando ligeramente durante los últimos años.

Hong Kong ocupa el primer lugar entre los importadores de relojes, lo que también puede explicarse por el hecho de que la región sirve como centro comercial, mientras que Japón tan solo ocupa el quinto lugar en esta lista. En los Estados Unidos, casi dos terceras partes de las importaciones de relojes proceden de Suiza, lo que claramente hace que Japón y a China ocupen los siguientes puestos.

 

El comercio internacional de relojes se basa en una buena comunicación mediante traducciones profesionales.

Debido a su versatilidad, los relojes son populares en todo el mundo. Ya sea como inversión, símbolo de estatus, pieza de joyería o simplemente como un reloj, estos objetos se encuentran entre las posesiones personales en múltiples versiones y suele valorarse como un regalo clásico. El comercio internacional de relojes, al igual que cualquier rede comercial a escala mundial, se basa en una correcta comunicación y en traducciones profesionales que no solo facilitan la comunicación entre los socios comerciales, sino que también ofrecen la descripción de  los productos e instrucciones de funcionamiento comprensibles para todos los propietarios.