Traducciones para la industria del calzado y del cuero

Traducciones para la industria del calzado y del cuero

La fabricación de calzado se remonta a la antigua Roma, pero prácticamente todo ha cambiado desde entonces. Hoy en día se fabrican anualmente alrededor de 22.000 millones de pares de zapatos, pero muchos de los pasos que hay que realizar siguen pudiéndose realizar únicamente a mano. Tirar de las piezas de cuero, que luego deben pegarse, es casi por completo completamente un trabajo manual, y la tapicería y los accesorios para interiores destinados a la industria del automóvil son también caros de fabricar. Casi dos terceras partes de la producción mundial de calzado se realiza en Asia, en donde se subcontratan las tareas importantes, como por ejemplo el curtido del cuero. A menudo, el material procede también de los zapatos de cuero fabricados en Asia, porque allí las normas de seguridad son menos exigentes que en Europa, en donde se tiene una mayor concienciación medioambiental.

 

En Europa existen normas medioambientales estrictas para la industria del cuero.

La piel de vaca se consideraba un material perfecto para la fabricación de zapatos en la antigüedad. En aquel entonces, las sustancias vegetales todavía se usaban para hacer que el cuero fuera resistente a las rasgaduras, aunque a día de hoy el curtido que más se realiza es el que se hace con cromo y sales. En la producción moderna, el cuero a menudo se curte, se tiñe y se conforma siguiendo diversas fases con el objetivo de fabricar zapatos más duraderos. La industria del calzado y del cuero en Europa ha estado sujeta a regulaciones medioambientales más estrictas a partir de la década de los 70, y solo resultan rentables en Europa aquellas fábricas de curtido que están debidamente especializadas. En el año 2006 había aproximadamente 2.300 fábricas de curtidurías en Italia y tan solo 80 en Alemania. El camino que va desde la piel cruda de los animales hasta la fabricación de un bolso de moda o de un par de zapatos de cuero de alta calidad sigue siendo en gran medida un trabajo manual, aunque la durabilidad del producto hace que la demanda esté aumentando de nuevo.

 

El comercio minorista se reduce a medida que va creciendo el negocio en línea

Se demandan productos de alta calidad en todas partes y pueden venderse en línea zapatos o bolsos de gran estilo y cinturones en todo el mundo con solo unos pocos clics. Al mismo tiempo, la simple comparación de precios en línea está logrando que cada vez se realicen más y más compras en línea. El comercio internacional de artículos de cuero a través de los grandes mercados en línea ha estado ocasionando problemas a los minoristas durante años y entre 2009 y 2017 el número de zapaterías con mostradores se ha reducido en casi una cuarta parte.

 

Servicios de traducción específicos para la industria del calzado y la industria del cuero.

La globalización y la sencillez de los pedidos mediante un solo clic plantean nuevos retos para los fabricantes y los minoristas. Las descripciones multilingües de los productos promueven las ventas en el extranjero y los contratos internacionales son también un componente necesario para las pequeñas empresas dentro de la industria del cuero si estas desean alcanzar un éxito duradero. Las traducciones bien fundamentadas facilitan la apertura de nuevos mercados para sus propios productos, aumentando por consiguiente las posibilidades de éxito a largo plazo. Nuestros traductores profesionales estarán encantados de ayudarle.