Traducciones para la industria repostera y chocolatera

Traducciones para la industria de los dulces, repostera y chocolatera

Que el azúcar nos hace felices es algo que se ha probado científicamente en muchas ocasiones. En cantidades moderadas, el azúcar aumenta la concentración de la hormona de la felicidad, la dopamina, en el cuerpo y a muchas personas les gusta darse un poco de felicidad todos los días. La industria confitera y la del chocolate se beneficia del gusto que muestran las personas por estas pequeñas golosinas y por los productos fabricados con chocolate, que son populares en casi todas las naciones. Ya en el año 8.000 a.C se apreciaba la caña de azúcar, y desde el siglo XVI el proceso moderno de refinado del azúcar sentó las bases para la industria confitera actual.

 

Los mayores consumidores de artículos para repostería a escala mundial

Alemania desempeña un papel fundamental en la exportación y el consumo de dulces. Más de una décima parte de la amplia gama de exportaciones procede de Alemania, en donde al mismo tiempo encabezan la lista de artículos de consumo los coloridos productos destinados al sector de la confitería. A los irlandeses también les gustan los dulces y ocupan el segundo lugar en la lista de consumo per cápita, seguidos por los suizos. El mayor importador de productos para el sector de la confitería son los Estados Unidos. Estados Unidos importa el doble que Alemania, que ocupa el segundo lugar, y que junto a Gran Bretaña, Canadá y los Países Bajos son los 5 principales países importadores.

 

El haba de cacao: el oro dulce

El haba del cacao se ha cultivado desde alrededor del siglo IV, porque los mayas y los aztecas ya sabían disfrutar de este producto, sobre todo, con bebidas calientes que contenían cacao y que eran muy populares, por lo que se les dio el nombre de la bebida de los dioses. El chocolate fue para los mayas un auténtico placer regional durante mucho tiempo antes de que los españoles llegasen a América para descubrir nuevos tesoros. Trajeron consigo a Europa la bebida de los dioses y a partir de entonces todos empezaron a hablar de los granos de cacao. Además de consumirse en forma de bebida, pronto se transformó en chocolate en tableta, tal y como lo conocemos hoy en día, y su sabor entusiasmó rápidamente tanto a los niños como a los adultos. Hoy, los suizos se encuentran entre los principales consumidores de chocolate per cápita, seguidos de cerca por alemanes e irlandeses. Pero a los europeos no solo les gusta sentir el chocolate en sus bocas, sino que también son líderes en exportaciones. Alrededor de un tercio de la producción mundial de chocolate procede en la actualidad de Europa, aunque las regiones productoras de cacao siguen encontrándose principalmente en América Central, en el sudeste asiático y en África, por una cuestión climática.

 

La industria confitera y la industria chocolatera y la comunicación internacional con la ayuda de traducciones profesionales.

La producción, la distribución, el transporte y el procesamiento de las habas de cacao son, por lo tanto, un negocio global en el que una comunicación coherente puede ofrecer a cada empresa una ventaja sobre sus competidores. Los traductores profesionales se aseguran de que las negociaciones contractuales puedan llevarse a cabo de manera rápida y sencilla, con el fin de que el suministro de dulces no se agote. Nuestra agencia de traducción estará encantada de ayudarlo.