Traducciones para la industria del juguete

Traducciones para la industria del juguete

Los niños ya jugaban en la Edad de Piedra y desde entonces, cada época ha aportado nuevas ideas y posibilidades. Desde hace más de 100.000 años, los hombres producen, entre otros, juguetes para sus retoños, si bien los niños solían jugar principalmente con todo aquello que la naturaleza les proporcionaba. Desde la era de la industrialización, se pueden fabricar juguetes de serie de forma económica e incluso antes del año 1900, los niños ya pedían maquetas de trenes, mecanos y figuras de madera, llegando algunos de esos juguetes a convertirse, en la actualidad, en cotizadas piezas de colección. Hoy en día y con la electrónica moderna, los productos se dotan de diversas funciones y despiertan cada vez nuevos deseos. Los fabricantes reaccionan a estas tendencias y actúan a nivel internacional para asegurarse su espacio en el gran mercado de los juguetes.

 

A Europa le gusta jugar

La industria del juguete de Europa cuenta con unas ventas de más de 40.000 millones de Euros al año y para los próximos años también se pronostica un crecimiento anual de aprox. el 2 %. Los fabricantes de juguetes establecen los nombres de sus marcas internacionalmente y desarrollan continuamente nuevos productos que generan una demanda constante. Además de las figuras de animales que se siguen demandando para la granja de juguete, en la actualidad las siguientes ramas forman parte, entre otras, de la industria juguetera:

  • Modelismo
  • Juegos de naipes y de mesa
  • Muñecas y animales de peluche
  • Juguetes para bebés
  • Juguetes educativos
  • Puzles y juegos con dados
  • Consolas de juegos

La demanda crece continuamente, sobre todo en el caso de los juguetes electrónicos y asimismo, la industria del plástico se beneficia de los juguetes modernos, ya que más de la cuarta parte de los juguetes actuales contienen plástico. Este material básico se puede formar fácilmente, es sencillo de cuidar y se puede fabricar en todos los colores. No obstante, todos los materiales para la fabricación de juguetes están sometidos a diferentes normas y reglamentos.

 

Los fabricantes están sometidos a directrices fijas

El mercado global también es una bendición para los fabricantes de juguetes, ya que sus productos pueden conquistar nuevos mercados y llamar así la atención en el mayor número posible de tiendas y escaparates.

Los juguetes modernos se suministran con frecuencia desmontados y siendo su montaje complejo, resulta difícil si no se dispone de unas instrucciones concretas. Es por ello que los juguetes que se producen o comercializan dentro de Europa deben cumplir determinados requisitos de seguridad. El compendio de seguridad de los juguetes contiene una serie de normas y procedimientos de ensayo que los productos nuevos deben superar antes de poder ser vendidos en los lineales. Aparte de los aspectos de salud, también se realizan ensayos de seguridad relevantes de los materiales y hay normas sobre las instrucciones.   

 

Las traducciones juegan un papel central en la industria del juguete

En los últimos años, las traducciones para la industria del juguete han ido adquiriendo cada vez mayor importancia, ya que en la actualidad, unas instrucciones de varias páginas y formuladas de forma comprensible son un componente fijo de los juguetes complejos con muchas funciones. Adicionalmente, los contratos jurídicos entre fabricantes y comerciantes multinacionales requieren una base estable, a pesar de la barrera idiomática y de las diferentes legislaciones. Unos acuerdos vinculantes, traducidos por un profesional, contribuyen a que el mercado pueda seguir creciendo y que los nuevos desarrollos puedan ser vendidos puntualmente en las tiendas para la temporada alta.