Traducciones para el sector de la construcción

Traducciones para el sector de la construcción

Mesopotamia se considera la cuna de la arquitectura europea. En el actual Irán y en Egipto se planificaron y construyeron las primeras grandes obras y en el 4.500 a.C. ya se creó la primera gran ciudad, a la cual siguieron pronto otras. En el curso de los siglos, Egipto, Grecia y otros pueblos crearon obras impresionantes y muchas comodidades, que se construyeron para los palacios y sus habitantes, más tarde se introdujeron también en las casas de los ciudadanos. Una invención decisiva para el moderno sector de la construcción fue la fabricación del hormigón armado. En 1867, el jardinero francés Monier obtuvo una patente de jardineras de cemento que reforzó con acero para hacerlas todavía más resistentes. Este principio se aplicó pronto en la construcción de edificios y los modernos rascacielos no habrían sido posibles todavía en la actualidad sin esta invención.

El moderno sector de la construcción se divide en diferentes campos y, además de en los nuevos edificios, los especialistas utilizan los conocimientos técnicos más avanzados, en todo el mundo, principalmente, en las infraestructuras viarias, las obras civiles especiales, la construcción de centrales eléctricas y las instalaciones industriales. Los servicios medioambientales adquieren cada vez más importancia y, de este modo, se construyen instalaciones de tratamiento de agua potable y se sanean las contaminaciones antiguas. La globalización ofrece grandes ventajas a la construcción, ya que para túneles, puentes, presas o grandes rascacielos, las empresas especializadas obtienen su equipamiento técnico de todas las partes del mundo, para realizar los más rápidamente posible incluso los grandes proyectos.

 

La construcción apuesta por la colaboración internacional

No existe prácticamente ningún otro sector en el que se creen más equipos internacionales como en el de la construcción. Los arquitectos hacen realidad sus visiones con especialistas que crean sus equipos con miembros experimentados. La comunicación entre los diferentes niveles e idiomas supone un desafío que debe afrontarse en cada proyecto. Las agencias de traducción se ocupan de traducir los planos y las especificaciones para garantizar el flujo de información y los traductores especializados se encargan de que cada miembro de los equipos internacionales sepa cuál es su función. Es necesario coordinar entre sí las diferentes secciones de construcción y que todos los participantes mantengan el mismo nivel de conocimientos. Las materias primas valiosas como el mármol o las maderas especiales deben suministrarse en los plazos establecidos y la comunicación entre los proveedores y los promotores no debe verse obstaculizada por una barrera idiomática. Los traductores especializados conocen todos los detalles, dominan la terminología de la construcción y transmiten con rapidez todas las informaciones. Dado que el sector de la construcción trabaja permanentemente con nuevos materiales y novedades técnicas, un traductor especializado en esta industria debe mantener un proceso de aprendizaje continuo para mantener actualizados permanentemente sus conocimientos, de acuerdo con la situación actual.